25 nov. 2012

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar un clásico persa Baklava.

backlava


El origen del Baklava se remonta en Mesopotamia . Pero se cree que los asirios cerca del S. VII a.C , fueron los que colocaron capas de masa de pan con nueces trituradas entre  las capas, añadiendo un poco de miel y horneándolos en hornos de madera primitivos. Se hacía para ocasiones especiales, siendo una comida para clases acomodadas hasta mediados del S XIX.

Los marinos y mercaderes griegos que viajaban a Mesopotamia, descubrieron la receta y la llevaron a Atenas, donde mejoraron la masa haciéndola más fina. Tradicionalmente eran 33 capas como la edad de Cristo.

En estos tiempos encontramos baklava en pastelerías árabes y mercados, encontrando muchas variantes, con pistachos, nueces, pacanas, coco, chocolate... Se usa la pasta filo que con ella hacemos una especie de hojaldrado crujiente. Se suele acompañar con té o café.

Ingredientes:

Para el sirope:

  • 185 grs de azúcar
  • 200 ml de agua
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 280 grs de miel
  • 1 barra de canela
  • 2 tiras de piel de naranja y 2 de limón

Para el relleno:

  • 250 grs de pistacho
  • 250 grs de anacardos.
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 60grs de azúcar

Para el pastel:
  • 250 grs de pasta filo ( 8 hojas)
  • 100 grs de mantequilla derretida

Preparación:

Hacemos el relleno primero. Cogemos los pistachos y anacardos con el azúcar y las ralladuras y lo picamos todo en un robot de cocina. No tiene que quedar super picado en plan polvo. Reservamos.





Ahora hacemos el sirope. Ponemos todos los ingredientes en un cazo y dejamos hervir, hasta que el azúcar se halla disuelto. Colamos y reservamos.




Derretimos la mantequilla y en un molde rectangular ( yo use uno de usar y tirar) pintamos la base y colocamos una hoja de pasta filo. Volvemos a pintar encima con mantequilla y así 4 veces. 
Se nos saldrá la masa por los costados, sólo la tenemos que cortar con un cuchillo.




* Es muy importante que cuando saquemos la pasta filo y la trabajemos la pongamos encima de un paño húmedo y cuando no trabajemos con ella la tapamos con él. Es una masa delicada que se seca muy pronto.

Ya tenemos las cuatro capas, ahora ponemos la mezcla de frutos secos anterior y reservamos un poquito para decorar.




Repetimos con la pasta filo. Colocamos una pintamos con mantequilla hasta 4 capas y recortamos.
Hacemos unas incisiones en forma de rombo antes de cocer, pero sin romperlo del todo.


Lo ponemos en el horno a 160º C entre 30 y 45 minutos. Una vez lo sacamos, abamos de cortarlo y vertemos el sirope anterior. Dejamos enfriar, y ¡ya tenemos nuestro baklava.!


Espero que os atrevais a hacerlo y me contéis la experiencia. A mi familia les gustó mucho.
Diseñado por El Perro de Papel