11 oct. 2013

Halloween 2013

A finales de mes se celebra Halloween, también llamada, Noche de Brujas, o Noche de Difuntos. Es una fiesta de origen celta que se celebra básicamente en Estados Unidos, Irlanda, Canadá y el Reino Unido, y en países no anglosajones como Colombia, Méjico aunque en España estamos adquiriendo más a lo largo de los años esta tradición.

Esta festividad es una de las más importantes en Canadá y Estados Unidos donde su significado coincide: la unión y cercanía entre el mundo de los vivos y muertos.

Las casas de adornan de manera terrorífica, con calabazas talladas iluminadas como referencia a "Jack 'o Lantern" (leyenda irlandesa de Jack el tacaño). Ese día, los niños y adultos se disfrazan y van por las puertas de las casas diciendo "Trick or Treat" (Truco o Trato).

Originalmente el Truco o trato (en inglés «Trick-or-treat») era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo (Jack 'o Lantern) que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente «truco o trato». La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el coste que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu él usaría sus poderes para hacer «truco», que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda.


Este año para celebrar Halloween, Los Chatos han cocinado un volcán terrorífico de chocolate con mermelada de cerezas.

"BLOODY VOLCANO"

bloody volcano

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 110 grs de chocolate fondant
  • 110 grs de mantequilla
  • 45 grs de harina
  • 85 grs de azúcar
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de vainilla
  • Mermelada roja ( cerezas, fresas, frambuesa...)
  • Ojitos de azúcar

Ponemos el horno a 190ºC.  Deshacemos el chocolate y la mantequilla al baño María, dejamos templar.
Batimos los huevos con el azúcar y echamos poco a poco el chocolate fundido ( que no esté muy caliente). Cernimos la harina con la sal y la añadimos a la mezcla anterior. Batimos, y le echamos la cucharadita de vainilla.

Engrasamos unos moldes de cupcake y vertemos la mezcla. Dejamos cocer entre 20 a 22 minutos.
Los sacamos y los dejamos enfriar. Con un cortador redondo pequeño o un vaciador de cupcakes, quitamos el centro sin llegar a la base.

Rellenamos el hueco con la mermelada y añadimos los ojitos de azúcar. Volvemos a tapar con el bizcocho que hemos sacado.

Para presentar, damos la vuelta a la magdalena, para que quede forma de volcán. Al abrirlo por el medio, parece que caiga sangre con ojos. 
¿Que os parece?



Diseñado por El Perro de Papel