25 ene. 2014

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina norteamericana: DONUTS



baby donuts de vainilla



¡Qué ilusión me hizo al leer que la propuesta dulce de este mes era hacer donuts! Y es que hace tiempo que tenía echado el ojo a una receta del libro Sprinkle Bakes del que hablé el mes de julio del año pasado.

Ya había preparado las Berlinas de Xavier Barriga  rellenas de chocolate, pero esta vez quería realizar unos donuts un pelín diferentes a los que estamos acostumbrados a ver.

Y ahora os dejo un poquito de la historia de los dónuts. La primera vez que se hace referencia al dónut en un libro de repostería es en 1803 en un libro ingles, que lo tomó como una receta norteamericana.

Existen varias versiones sobre su origen, aunque parece ser que se debe a los emigrantes holandeses que llegaron a Estados Unidos en el SXVI que realizaban un bollo frito llamado "oliebollen", bollo que evolucionó al dónut.

 El capitán Hanson Gregory en 1847, harto de que el centro del bollo se le quedara crudo, decidió hacerle un agujero con la base de un pimentero.

Los dónuts que normalmente consumimos son bollos de masas leudantes fritas.  En julio del 2013, surge en Nueva York una nueva idea, el "cronut" que es una mezcla de croissant y  dónut también frito.

La receta que os muestro a continuación es una variante horneada. Al fin y al cabo es como un bizcocho con forma de dónut. Es una forma  más de comer dónuts sin tener tantas grasas saturadas.

Baby dónuts de Vainilla


Para unos 65-72 mini dónuts

Ingredientes para la masa:

  • 2 tazas de harina tamizada
  • 3/4 taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de buttermilk
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Semillas de una vaina de vainilla 
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida


Precalentar el horno a 160º C.

En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Añadimos el buttermilk, los huevos, el extracto de vainilla, las semillas y la mantequilla hasta que esté todo bien mezclados.

Engrasamos el molde de mini dónuts con spray o con mantequilla. Con la ayuda de una manga pastelera, llenamos esas cavidades hasta la mitad, es importante por que si no no quedarán con la forma deseada.

Horneamos unos 12 minutos. Dejamos enfriar en el molde unos 4 a 5 minutos antes de sacarlos y poner otra tanda en el horno.






Vamos a por el glaseado de colores.

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar glacé
  • 1 cucharada y media de leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • colorante de colores
  • non pareils, azúcar de colores, sprinkles...

Mezclamos el azúcar con la leche y el extracto de vainilla. Dividimos la mezcla en 2 y teñimos con los colores deseados. En este caso he escogido un turquesa y un rosa.





Sumergimos la mitad del baby dónut y echamos por encima la decoración que hemos escogido. Dejamos secar durante unas horas.



Ya los tenemos listos. Es mejor comer estos dónuts el día que están horneados, pero podemos guardarlos en nevera durante un par de días. Si tenemos niños, es muy divertido que ellos participen glaseando y decorando los dónuts, así se entretendrán un buen rato.

También los veo ideales para un candy bar, fiesta infantil, o cualquier merienda con amigos.






Diseñado por El Perro de Papel