14 abr. 2014

Leche frita de coco y especies

leche frita de coco

Se acerca la Semana santa y sólo vemos  por la red recetas de torrijas, buñuelos, bacalao, etc.  Me acuerdo cuando era adolescente y en el colegio de monjas les daba por hacer leche frita,  a veces la hacían de fresa, supongo que con batido. Bueno, total, que fue la primera vez que la probé y me hice aficionada, siempre me cogía un trozo para postre. Luego encontré una receta en una revista de mi madre y allí me puse con las manos en la masa. Me di cuenta que no era nada difícil de hacer, así que siempre que podía la preparaba.

Después taaaaaantos años tenía un poco de mono de hacerla, y de comerla, claro. Así que cuando vi otro de esos concursos online de recetas de semana santa, me acordé de la estimada y añorada leche frita.

Ya sabeis que Los Chatos somos muy de fusionar recetas; salado y dulce, clásico y moderno, o como esta vez, una receta típica española con un toque hindú. Y ahora vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 100ml de leche entera
  • 400 ml de leche de coco
  • 75 grs de azúcar
  • 70 grs de maizena
  • 1 rama de canela
  • cardamomo
  • clavos
  • azúcar, canela y clavo en polvo para espolvorear
  • 1 huevo
  • harina

Primero de todo, engrasamos con mantequilla una fuente cuadrada, no muy grande para que salga con un poco de grosor.

Mezclamos las dos clases de leche y reservamos un vaso. El resto lo ponemos en un cazo junto la rama de canela, el cardamomo (que abriremos para que salga su aroma y sabor) y los clavos. Dejamos hasta que hierva, luego mantenemos unos 5 minutos a fuego lento para que se infusionen las especies.

En un bol tendremos el vaso de leche y añadiremos la maizena con el azúcar y movemos bien con las varillas. Una vez la leche del cazo esté lista, colaremos todo dentro de la leche del bol y removermos de nuevo. Volvemos a llevar todo esto a fuego, removiendo constantemente hasta que espese por completo. Ha de quedar una textura como la siguiente.







Ahora, sólo tenemos que llevar la mezcla a la fuente previamente engrasada. Dejamos enfriar 2 horas, fuera de la nevera.

Una vez ha enfriado, cortamos cuadrados con un cuchillo y los pasamos por harina y huevo. Freímos con abundante aceite caliente. Ponemos los cuadrados sobre papel absorbente para que elimine el aceite.

El toque final será espolvorear con la mezcla de azúcar de canela y clavo. Y ya podemos servir.





 Sólo me queda felicitaos la Semana Santa a todos. Que lo paséis muy bien, no trabajéis mucho, y... ¡a seguir cocinando!.
Diseñado por El Perro de Papel