28 abr. 2014

Galleteando con Julia Guarch de "Postreadicción"

Ayer asistí a una clase magistral con Julia Guarch del famoso blog postreadicción. Las recetas de Julia son famosas por su originalidad en la decoración y sus galletas son fantásticas por que utiliza una receta de glaseado que no necesita delineado previo, es muy fácil de manejar y deja resultados increíbles.

Además, Julia imparte diferentes cursos por toda España, ha creado cortadores y papeles de azúcar con sus diseños y también imparte cursos online de blogger y photoshop, vamos que es una chica muy completa.

Mis intentos anteriores con el glaseado siempre habían sido un pelín pésimos, claro, los que no se dedican a esto las ven geniales, pero los que si lo hacemos  vemos los fallos a la primera. También mi receta no era muy fiable, era de las que usaba clara de huevo, y la clara en si ya contiene agua, así que  no me dejaba los resultados deseados.

Volviéndome loca, decidí dejar de lado las galletas decoradas, hasta que pudiera hacer un curso con Julia y me enseñara bien las técnicas del glaseado.

Tiene varios cursos de galletas, pero yo me apunté el curso "Todo galletas 3", básicamente por que íbamos a hacer galletas con dibujos Kawaii, jejeje. Os enseño las galletas que se hacen en  este curso.

curso de galletas con Julia Guarch


¿Habéis visto que monas? Si, también hay un Freddy Krueger que da miedo, pero es una idea fantástica como galleta de Halloween.

En Barcelona, los cursos se imparten en Sant Boi, para más información podéis dirigíos a su blog, y ver el resto de lugares y cursos.

Y ahora os dejo un pequeño resumen en fotos de lo que fue la clase.


Estas son las galletas de muestra que ella trajo, para que nos fijásemos en los detalles a la hora de hacer las nuestras.







Julia, trajo sus plantillas, para que pudiésemos dibujar los dibujos en las galletas utilizando un rotulador comestible y de un color no muy oscuro, para que no hubiera manchurrones.







Una vez dibujado, ya podemos usar el glaseado directamente sin delinear, ¡que gozada! Lo hacíamos por partes y dejábamos secar en un deshidratador para ir más rápido y que nos las pudiésemos llevar a casa tranquilamente.



Se les dan los toques finales con glaseado menos fluido y rotuladores, y ¡ya las tenemos acabadas!
Aquí os dejo un enlace del video que se emitió en el programa de Alma Obregón, Cupcake Maniacs, donde Julia enseña como hacer el oso polar.


Video Oso Polar






Me lo he pasado muy bien en clase, nos ha enseñado todos los pasos que teníamos que hacer, a como corregir los errores más comunes, así que espero que mis galletas me salgan estupendas la próxima vez. De momento, os enseño como me salieron las del curso, ya que en la foto anterior no se ve nada, lisitas, lisitas.





¿No os recuerdan a la película " El Resplandor"? REDRUM, REDRUM...

¡Ah! También me hice con el palillo maravilloso, para modificar y quitar glaseado.



14 abr. 2014

Leche frita de coco y especies

leche frita de coco

Se acerca la Semana santa y sólo vemos  por la red recetas de torrijas, buñuelos, bacalao, etc.  Me acuerdo cuando era adolescente y en el colegio de monjas les daba por hacer leche frita,  a veces la hacían de fresa, supongo que con batido. Bueno, total, que fue la primera vez que la probé y me hice aficionada, siempre me cogía un trozo para postre. Luego encontré una receta en una revista de mi madre y allí me puse con las manos en la masa. Me di cuenta que no era nada difícil de hacer, así que siempre que podía la preparaba.

Después taaaaaantos años tenía un poco de mono de hacerla, y de comerla, claro. Así que cuando vi otro de esos concursos online de recetas de semana santa, me acordé de la estimada y añorada leche frita.

Ya sabeis que Los Chatos somos muy de fusionar recetas; salado y dulce, clásico y moderno, o como esta vez, una receta típica española con un toque hindú. Y ahora vamos con la receta.

Ingredientes:

  • 100ml de leche entera
  • 400 ml de leche de coco
  • 75 grs de azúcar
  • 70 grs de maizena
  • 1 rama de canela
  • cardamomo
  • clavos
  • azúcar, canela y clavo en polvo para espolvorear
  • 1 huevo
  • harina

Primero de todo, engrasamos con mantequilla una fuente cuadrada, no muy grande para que salga con un poco de grosor.

Mezclamos las dos clases de leche y reservamos un vaso. El resto lo ponemos en un cazo junto la rama de canela, el cardamomo (que abriremos para que salga su aroma y sabor) y los clavos. Dejamos hasta que hierva, luego mantenemos unos 5 minutos a fuego lento para que se infusionen las especies.

En un bol tendremos el vaso de leche y añadiremos la maizena con el azúcar y movemos bien con las varillas. Una vez la leche del cazo esté lista, colaremos todo dentro de la leche del bol y removermos de nuevo. Volvemos a llevar todo esto a fuego, removiendo constantemente hasta que espese por completo. Ha de quedar una textura como la siguiente.







Ahora, sólo tenemos que llevar la mezcla a la fuente previamente engrasada. Dejamos enfriar 2 horas, fuera de la nevera.

Una vez ha enfriado, cortamos cuadrados con un cuchillo y los pasamos por harina y huevo. Freímos con abundante aceite caliente. Ponemos los cuadrados sobre papel absorbente para que elimine el aceite.

El toque final será espolvorear con la mezcla de azúcar de canela y clavo. Y ya podemos servir.





 Sólo me queda felicitaos la Semana Santa a todos. Que lo paséis muy bien, no trabajéis mucho, y... ¡a seguir cocinando!.

7 abr. 2014

Paté de queso azul con gelatina de mermelada

paté de queso azul



Siempre que pensamos en una receta con mermelada, nos viene a la cabeza, tostadas, pies, pasteles o aderezo para ensaladas. Mi reto para el concurso de Rebañando era hacer una receta original con cualquier clase de mermelada.

Hace un tiempo hice mermelada de cerezas al kirsch y se me ocurrió  hacer una receta con paté. A mi me gusta mucho untar en las tostadas el paté y mezclarlos con cualquier mermelada o chutney. Así que pensé en algo que pudiera hacer fácilmente, y de ahí salió la idea de esta receta.

Ingredientes:

  • 250 grs de queso azul
  • 3 cucharadas de leche
  • 150 grs de requesón
  • 1 cucharada de brandy
  • 50 grs de nata montada
  • 3 cucharadas de mermelada al gusto
  • 60ml de agua
  • 2 hojas de gelatina

Cortamos a trozos el queso azul y lo mezclamos con la leche. Lo ponemos todo al baño María hasta que se deshaga por completo. Añadimos la cucharada de brandy. Dejamos enfriar.

Cogemos un bol y con un tenedor trabajamos el requesón. Añadimos la nata montada, el compuesto de queso azul y mezclamos bien.

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría hasta que estén blandas. En un cazo, calentamos el agua junto la mermelada e incorporamos las hojas de gelatina. Removemos hasta que se deshaga.

Forramos unos moldes pequeños con film transparente. Echamos la gelatina de mermelada. La dejamos enfriar en la nevera unos 20 minutos para que cuaje un poco y no se mezcle con el paté de queso.





Sacamos de la nevera los recipientes y añadimos el paté de queso. Lo cubrimos todo con film transparente y lo dejamos cuajar en la nevera 4-5 horas. Después desmoldamos y ya podemos servir.




2 abr. 2014

Bunny Swiss Roll


bunny swiss roll


Hoy estoy contenta, por fin voy a tener más tiempo para poder dedicarlo a mi pobre blog medio abandonado. Tengo tantas cosas en la cabeza, tantas recetas y muy poco tiempo para experimentar. Pero eso ya se acabó, a partir de ahora nos ponemos manos a la obra y a ¡hornear que se ha dicho!

Yo soy fan de los muñequitos del rollo Kawaii. Todas esos monigotes japoneses me encantan, son tan monos... También es por eso por lo que mi primer curso de fondant fue con Charuca Vargas, no me lo podía perder bajo ningún concepto. El caso es que quería hacer uno de esos brazos de gitano tan  molones decorados, pero quería hacer mi propia plantilla, y pensando en  Pascua, me vino la idea de conejitos de estilo kawaii.

Así que me puse a pensar en un dibujo gracioso y este es el patrón que diseñé.




En realidad se puede hacer cualquier diseño que se te ocurra para este tipo de pasteles, pero claro, es más difícil si tiene muchos colores o si son dibujos pequeños, ya que la cocción se tiene que hacer por tandas y todo se dibuja con manga pastelera y un buen pulso.

 Lo primero que tenemos que hacer es calcar nuestro dibujo en un papel de horno con un lápiz.




Una vez ya lo tenemos, ponemos el papel del lado contrario al que hemos dibujado para que no entre en contacto con la masa. Si tenemos una bandeja de color claro mejor, pero si es negra como la mía , al darle la vuelta al papel apenas se ve, así que puse otro papel de horno debajo enganchado a la bandeja mediante spray.




Este papel, también lo pegaremos a la bandeja con el spray y hemos de asegurarnos que el dibujo está centrado y que esté lo más liso posible, que no tenga arrugas.

Y ahora lo más importante, la receta.  Esta base la saqué de blog Kanela y Limón.Para una placa de bizcocho necesitamos:


  • 50 grs de aceite
  • 50ml  de leche
  • 70 grs de azúcar
  • 4 huevos ( separadas claras de yemas)
  • 80 grs de harina
  • Colorante rosa
  • Colorante lila
  • Colorante negro

Precalentamos el horno a 170ºC.
En un bol mezclamos la leche, el azúcar y el aceite, hasta que los granitos de azúcar hayan desaparecido. Luego añadimos la harina y por último las yemas de los huevos. Batimos bien.

Montamos las claras que teníamos separadas, hasta que se nos formen unos picos suaves. Las añadimos  poco a poco  a la otra mezcla con un movimiento envolvente para que la masa no baje.





Una vez tenemos la masa lista, teñimos unas partes con los colores elegidos. Para este dibujo he hecho, 1 cucharada de masa de negro, 1 y media de rosa claro , 1 de rosa fucsia, y 1 y media de lila.
Pero primero empezamos con la pupila del ojo. Se empieza por aquí, la capa que va más abajo es la primera que se hornea. Así que, hacemos en una manga pastelera pequeña, o bolsita transparente un pequeño orificio e introducimos un poco de masa sin teñir y colocamos los ojos. Lo ponemos en el horno tan sólo 1 minuto y sacamos. Eso se hace para que el color se fije y no se desparrame con los otros.





A continuación seguimos con el color negro. Con ese color haremos los ojos y la nariz, así que podemos hacerlo a la vez. Ponemos en el horno 1 minuto más.





Lo siguiente que tenemos que hacer es la cabeza de los conejos y también haremos los corazones. Dejamos cocer un poco más ya que hay más masa, unos 2 minutos aprox.




Ahora los dibujos ya están listos, sólo tenemos que acabar la placa de bizcocho.  Echamos el resto de la masa que no hemos teñido y la extendemos bien para nivelarla. Cocemos durante unos 15 minutos.

Ahora viene la historia. Una vez hemos sacado el bizcocho del horno, le damos la vuelta sobre otro papel de hornear y con cuidado le quitamos el que tiene encima, el de los dibujos.




Con cuidado, volvemos a dar la vuelta al bizcocho de modo que los dibujos queden mirando boca abajo. Veréis en la foto que hay un trapo, es un trapo húmedo que nos ayudará a que la masa tenga elasticidad a la hora enrollarlo.  Con la ayuda del papel, vamos enrollando el bizcocho y sobre este, enrollamos el paño húmedo. Dejamos que se enfríe por completo. Este paso es ¡¡¡SUPER!!! importante, ya que nos evita que se nos raje todo a la hora de montar.

Mientras que el bizcocho se enfría, podemos hacer la crema. Los brazos de gitano admiten un montón de rellenos, que si crema pastelera, ganache, merengue, buttercream, etc. En este caso para que no fuera un pastel muy denso me he decantado por una simple nata montada con sabor a mora, muy fácil y rápido de hacer.

Necesitamos:
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 grs de azúcar
  • 1 cucharada de concentrado de mora.
Montamos la nata, y a medio proceso vamos echando el azúcar en forma de lluvia para que se disuelva bien y no queden los molestos granitos. Cuando veamos que la nata está montando, casi al final, añadimos la cucharada de concentrado de mora.

Desenrollamos el bizcocho ya frio, y extendemos una capa de nata uniformemente por todo la superficie. Volvemos a enrollarlo con mucho cuidado, ayudándonos del paño húmedo.



Esta es mi propuesta para Pascua de este año, espero que os haya gustado la idea.  En el mercado existen plantillas ya diseñadas pero creo que es más original hacerlas uno mismo, no es necesario que usemos el ordenador, también podemos hacerlos a mano alzada o una fotocopia o calcar cualquier dibujo de algún libro.





Diseñado por El Perro de Papel