5 ago. 2015

Bollitos suecos sexis

Bollitos suecos sexis


Durante los meses de julio y agosto el reto " Cooking the Chef" está de " vacaciones". Así lo decidimos la mayoría de los participantes del reto. Sin embargo, Abril y Aisha nos dieron la opción, a quien quisiera,  de participar y repetir algunos de los chefs de los meses pasados. Yo en principio, pensaba tomarme esos meses de vacaciones, pero al mismo tiempo deseaba volver a repetir uno de mis cocineros preferidos, Jamie Oliver. Ver aquí mi participación del mes de junio.


Hay tantas recetas de Jamie que me gustaría cocinar, que no sabía por donde empezar. Así que se me ocurrió la idea de escoger una de las recetas que hizo en su viaje a Estocolmo, y así  a la misma vez conmemorar nuestro último viaje.

La última vez hicimos un plato salado, y esta vez me he decidido por algo dulce. En el video, Jamie hace unos bollitos suecos especiados, que a decir verdad, mientras los está haciendo no tiene la cosa muy buena pinta, pero recién horneados se ven deliciosos. Me imaginaba yo en Djusgärden, sentada en el césped comiendo uno de estos espectaculares bollitos.

Los arándanos que recolecta Jamie Oliver son silvestres, y cuando los espachurras sueltan un líquido morado. Los que venden aquí son los típicos arándanos gorditos que al estrujarlos no sueltan casi color, pero al hornearlos el resultado es muy bueno igual.

Ingredientes para la masa:

  • 7 grs de levadura seca.
  • 375 ml de leche entera templada.
  • semillas de unos 20 cardamomos.
  • 2 huevos.
  • 1 pizca de sal.
  • 200 grs de azúcar.
  • 50 grs de mantequilla fundida.
  • 800 grs de harina, y un poco más para espolvorear.
  • 15 grs de mantequilla.
  • 75 grs de azúcar moreno.

Ingredientes para el relleno:

  • 400 grs de arándanos
  • 75 grs de azúcar
  • 1 naranja

Mezclar la levadura con la leche templada, y dejarla reposar unos 4 minutos. 

Machacamos con el mortero las semillas de cardamomo para que nos quede un polvo más fino. En un bol, batimos los huevos con una pizca de sal. Añadimos las semillas de cardamomo, el azúcar, la mantequilla y 500 grs de harina. Batimos todo hasta que tenga una consistencia parecida a pegamento. Añadimos el resto de la harina y mezclamos hasta que quede una masa. Espolvoreamos por la superficie de la masa un poco de harina y tapamos el bol con un trapo húmedo. Dejamos reposar durante más o menos una hora o hasta que doble su volumen.

Mientras, podemos ir preparando el relleno. Aplastamos ligeramente los arándanos con las manos, o con un pasa puré manual. Añadimos el azúcar, ralladura de naranja y un poco de zumo de naranja. Lo removemos bien.



Espolvoreamos con harina una superficie de trabajo. Colocamos nuestra masa que ya habrá levado y la estiramos hasta formar un rectángulo grande. Echamos el relleno dentro, y como si fuera un paquete, vamos cogiendo las esquinas de la masa atrapando dentro el relleno.



En este punto veréis como la masa con los líquidos queda todo como un poco viscoso, y con mala pinta, no importa, más o menos tiene que quedar así. Dividimos la masa en 8 partes iguales. Yo lo que hice fue trabajar con cada porción en una mini superficie enharinada para quemo se me resbalaran de las manos y poder formar mejor los bollos.

Colocamos papel de horno en la bandeja que vamos a utilizar para hornear. Echamos pegotes de mantequilla y un puñado de azúcar moreno por encima. Esto hará que las bases de los bollos estén doraditas y caramelizadas.

Estiramos cada porción como una salchicha, y con ayuda de el dedo pulgar, las enroscamos como una caracola para formar un bollo. Vamos poniéndolos en la bandeja. Una vez los tengamos todos, tapamos la bandeja con el trapo húmedo y los dejamos en reposo unos 20 minutos más.

Mientras ponemos el horno a calentar a 180ºC.

Metemos la bandeja durante 25-30 minutos, estarán listos cuando estén doraditos.



Mirad que pinta tienen todos juntos. Templaditos están deliciosos, me gustan más así que cuando enfrían. Tan solo con el primer bocado, mi mente volvió a tierras suecas.




Diseñado por El Perro de Papel