30 nov. 2015

Trufas de mantequilla de cacahuete

trufas de mantequilla de cacahuete


Hace meses que no participaba en el " Reto Cocinillas". Para el que aún no lo sepa, el "Reto Cocinillas" consiste en hacer una receta de Lorraine Pascale propuesta cada mes,por el grupo de Facebook. Soy más de hacer las dulces, además, he estado muy atareada los últimos meses, y a mi pesar no he podido participar en ninguno.

La receta más votada de este mes, fueron unas trufas de mantequilla de cacahuete. Al ser una receta sencilla, pensé que no me quitaría mucho tiempo de mis quehaceres, y la verdad es que muy rápida y fácil de hacer,  deliciosa, y perfecta para regalar en Navidad.

Aquí tenéis las recetas del resto de los participantes:




Ingredientes para unas 15 trufas:

  • 120 ml de nata para montar
  • 200 grs de chocolate con leche
  • 200 grs de chocolate negro de cobertura
  • un dado de mantequilla
  • 5-6 cdas de mantequilla de cacahuete con trocitos.

En la receta original las trufas están bañadas con chocolate con leche, pero a mi me pirra el chocolate negro, así que hice ese pequeño cambio.

Ponemos la nata en una olla y calentamos hasta que casi hierva. Apagamos el fuego y añadimos el chocolate con leche y la mantequilla. Retiramos el cazo del fuego y dejamos reposar 6-8 minutos sin remover. Después removemos hasta que quede una mezcla homogénea y brillante.

Verter la mezcla en un bol e incorporar con cuidado la mantequilla de cacahuete. Dejar enfriar un poco y meter en la nevera toda la noche o mínimo unas horas.

Cuando la mezcla se endurezca, sacamos el bol de la nevera y con la ayuda de una cuchara o sacabolas hacemos unas bolas de la cantidad de 1 cda. Las colocamos sobre una bandeja con papel de horno y hacemos lo mismo con el resto de la mezcla. Cuando acabemos con todas, ponemos la bandeja en la nevera mientras calentamos el chocolate.

Tenemos dos formas de calentar el chocolate. La más sencilla es al microondas, colocando los 200 grs en un bol y con el programa de descongelación lo ponemos en periodos de 1 minuto y vamos removiendo hasta que quede líquido del todo, pero no muy caliente.

Otra forma, es derretirlo al baño María. Usamos un cazo con un poco de agua y colocamos otro cazo más pequeño encima con el chocolate. Colocamos al fuego hasta que el chocolate se derrita.

Sacamos las bolas de la nevera y con la ayuda de de un tenedor, las sumergimos en el chocolate y luego al sacarlas las dejamos escurrir un poco en el chocolate. Ponemos las trufas en la bandeja del horno forrada.

Podemos utilizar el chocolate que nos ha sobrado para decorar las trufas. Volvemos a derretir un poco el chocolate y con una manga pastelera hacemos rayitas transversales, que le darán un toque de pastelería.






Vais a morir de gusto en cuanto mordáis estas trufas, son un éxito asegurado.


Diseñado por El Perro de Papel