Mostrando entradas con la etiqueta kawaii. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta kawaii. Mostrar todas las entradas

20 sept. 2016

Galletas Kawaii para la vuelta al cole

galletas kawaii


Ya sé que la vuelta al cole fue la semana pasada y que voy con un poco de retraso... Pero es que últimamente tengo que sacar el tiempo, de donde no lo hay. 

Tengo nuevos proyectos, nuevas metas en mi vida, y necesito organizarme mejor que nunca. ¿Y diréis, pero que proyectos?. Uno tiene que ver con un nuevo trabajo a tiempo parcial que compagino con mi otro trabajo de 30 horas semanales. Por supuesto el gym, que no lo pienso dejar porque me va genial tanto fisicamente como mentalmente. Y otra cosa me ronda en la cabeza para un futuro próximo, pero este es más secreto... ya os lo contaré, jejeje.

Tengo un poco de complejo de "Peter Pan". Los que me conocen dirán... ¿un poco?.¡Lo siento! me gustaría ser la eterna niña... Y es por eso que a veces me pongo en la piel de esos pequeños que vuelven al colegio, y pienso en su primer día como un día muy feliz.

Si yo algún día soy madre, me gustaría poder darle a mi hijo algo hecho por mi y que sintiera orgullo de su mamá. De aquí me vino la idea de hacer estas galletitas "Kawaii" de miel y "speculoos". Son tan monas...

Ingredientes:

  • 250 grs de mantequilla cortada en trocitos
  • 250 grs de azúcar blanco
  • 3 cdas de miel
  • 1 cda de especies "speculoos"
  • 2 huevos
  • 500 grs de harina
Batimos la mantequilla junto el azúcar hasta que quede todo bien integrado. Echamos un huevo, la miel , las especies y batimos todo.

Tamizamos la harina y la echamos en el bol de la mantequilla, batimos a velocidad mínima hasta que se mezcle todo.

Hacemos una bola de la masa y la metemos en la nevera una media hora. La sacamos y la estiramos de un grosor de 5 mm. Yo he utilizado unos moldes con estos dibujitos "japos", pero podéis usar los que más os gusten.

Cortamos la masa con los cortadores y las ponemos en una bandeja con papel de horno. Como mis dibujos tenían relieve, las volvía a meter en la nevera 30 minutos más para que al hornearlas no se nos fueran las formas.




Precalentamos el horno a 200ºC. Sacamos las galletas de la nevera y las pintamos con huevo batido. Horneamos durante 10-12 minutos, hasta que veamos que se ponen doradas. Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.







10 oct. 2014

Halloween Kawaii

Galletas halloween



Queda muy poco para que llegue una de mis fiestas preferidas Halloween. Cuando era pequeña, veía en las películas como lo celebraban y pensaba... ¿ y por qué aquí no se celebra?

Poco a poco, en los últimos años esta fiesta anglosajona se ha ido introduciendo en nuestro país. Vemos como en las fruterías tienen calabazas con caras, como cambian  las tiendas de celebraciones y se llenan de disfraces y cachivaches terroríficos. También vemos como en los blogs empiezan aparece r recetas e ideas geniales para celebrarlo, así que si necesitamos inspiración siempre podemos recurrir a la red o a Pinterest que si lo visitamos estos días casi todo son fotos de esta festividad.

Este año os traigo unas galletitas glaseadas estilo Kawaii ( mis seguidores sabéis que me encanta este estilo japonés). La técnica es con glasa real decoradas con rotuladores, son más fáciles por que es como pintar sobre un lienzo en blanco de azúcar.


Os dejo mi receta base para las galletas.

Ingredientes:

(para unas 25 galletas pequeñas)
  • 100 grs de azúcar
  • 200 grs de mantequilla
  • 1 huevo
  • 160 grs de harina
  • 1 cucharada de aroma de vainilla
Batimos el azúcar con la mantequilla hasta formar una crema. Agregamos el huevo y la harina. Echamos la vainilla y amasamos. Dejamos la masa 2 horas en la nevera. Estiramos la masa a 5mm de espesor. Cortamos con la forma que nos guste más, (en este caso son redondas). Horneamos unos 15 minutos a 180ºC.

La receta de glasa que utilicé es la misma que utiliza Julia Guarch, ya que hice un curso con ella de decoración de galletas y esta receta es fiable. Receta aquí.

Dejé la glasa sin teñir, ya que quería dibujar en ella los motivos de Halloween y le añadí un pelín de agua para que fuera un poco más fluida. Con esta receta no necesitamos delinear, ¡es un lujo!

Luego tenemos que dejar secar la glasa por completo antes de ponernos a dibujar encima. Podemos usar un deshidratador , en 20 minutos las tendremos secas. 




 Antes, hice unos bocetos de los muñecos , para tener claro lo que iba a dibujar en las galletas y andar sobre seguro por que aquí no podemos borrar.


Utilicé los rotuladores que me recomendaron de la marca Foodoodler, y la verdad es que van súper bien.




Podemos rellenar pintando directamente con el rotulador, o podemos difuminar el color con un poco de agua y un pincel.




Y aquí os dejo mis monstruitos estilo Kawaii para celebrar el próximo Halloween. 





28 abr. 2014

Galleteando con Julia Guarch de "Postreadicción"

Ayer asistí a una clase magistral con Julia Guarch del famoso blog postreadicción. Las recetas de Julia son famosas por su originalidad en la decoración y sus galletas son fantásticas por que utiliza una receta de glaseado que no necesita delineado previo, es muy fácil de manejar y deja resultados increíbles.

Además, Julia imparte diferentes cursos por toda España, ha creado cortadores y papeles de azúcar con sus diseños y también imparte cursos online de blogger y photoshop, vamos que es una chica muy completa.

Mis intentos anteriores con el glaseado siempre habían sido un pelín pésimos, claro, los que no se dedican a esto las ven geniales, pero los que si lo hacemos  vemos los fallos a la primera. También mi receta no era muy fiable, era de las que usaba clara de huevo, y la clara en si ya contiene agua, así que  no me dejaba los resultados deseados.

Volviéndome loca, decidí dejar de lado las galletas decoradas, hasta que pudiera hacer un curso con Julia y me enseñara bien las técnicas del glaseado.

Tiene varios cursos de galletas, pero yo me apunté el curso "Todo galletas 3", básicamente por que íbamos a hacer galletas con dibujos Kawaii, jejeje. Os enseño las galletas que se hacen en  este curso.

curso de galletas con Julia Guarch


¿Habéis visto que monas? Si, también hay un Freddy Krueger que da miedo, pero es una idea fantástica como galleta de Halloween.

En Barcelona, los cursos se imparten en Sant Boi, para más información podéis dirigíos a su blog, y ver el resto de lugares y cursos.

Y ahora os dejo un pequeño resumen en fotos de lo que fue la clase.


Estas son las galletas de muestra que ella trajo, para que nos fijásemos en los detalles a la hora de hacer las nuestras.







Julia, trajo sus plantillas, para que pudiésemos dibujar los dibujos en las galletas utilizando un rotulador comestible y de un color no muy oscuro, para que no hubiera manchurrones.







Una vez dibujado, ya podemos usar el glaseado directamente sin delinear, ¡que gozada! Lo hacíamos por partes y dejábamos secar en un deshidratador para ir más rápido y que nos las pudiésemos llevar a casa tranquilamente.



Se les dan los toques finales con glaseado menos fluido y rotuladores, y ¡ya las tenemos acabadas!
Aquí os dejo un enlace del video que se emitió en el programa de Alma Obregón, Cupcake Maniacs, donde Julia enseña como hacer el oso polar.


Video Oso Polar






Me lo he pasado muy bien en clase, nos ha enseñado todos los pasos que teníamos que hacer, a como corregir los errores más comunes, así que espero que mis galletas me salgan estupendas la próxima vez. De momento, os enseño como me salieron las del curso, ya que en la foto anterior no se ve nada, lisitas, lisitas.





¿No os recuerdan a la película " El Resplandor"? REDRUM, REDRUM...

¡Ah! También me hice con el palillo maravilloso, para modificar y quitar glaseado.



2 abr. 2014

Bunny Swiss Roll


bunny swiss roll


Hoy estoy contenta, por fin voy a tener más tiempo para poder dedicarlo a mi pobre blog medio abandonado. Tengo tantas cosas en la cabeza, tantas recetas y muy poco tiempo para experimentar. Pero eso ya se acabó, a partir de ahora nos ponemos manos a la obra y a ¡hornear que se ha dicho!

Yo soy fan de los muñequitos del rollo Kawaii. Todas esos monigotes japoneses me encantan, son tan monos... También es por eso por lo que mi primer curso de fondant fue con Charuca Vargas, no me lo podía perder bajo ningún concepto. El caso es que quería hacer uno de esos brazos de gitano tan  molones decorados, pero quería hacer mi propia plantilla, y pensando en  Pascua, me vino la idea de conejitos de estilo kawaii.

Así que me puse a pensar en un dibujo gracioso y este es el patrón que diseñé.




En realidad se puede hacer cualquier diseño que se te ocurra para este tipo de pasteles, pero claro, es más difícil si tiene muchos colores o si son dibujos pequeños, ya que la cocción se tiene que hacer por tandas y todo se dibuja con manga pastelera y un buen pulso.

 Lo primero que tenemos que hacer es calcar nuestro dibujo en un papel de horno con un lápiz.




Una vez ya lo tenemos, ponemos el papel del lado contrario al que hemos dibujado para que no entre en contacto con la masa. Si tenemos una bandeja de color claro mejor, pero si es negra como la mía , al darle la vuelta al papel apenas se ve, así que puse otro papel de horno debajo enganchado a la bandeja mediante spray.




Este papel, también lo pegaremos a la bandeja con el spray y hemos de asegurarnos que el dibujo está centrado y que esté lo más liso posible, que no tenga arrugas.

Y ahora lo más importante, la receta.  Esta base la saqué de blog Kanela y Limón.Para una placa de bizcocho necesitamos:


  • 50 grs de aceite
  • 50ml  de leche
  • 70 grs de azúcar
  • 4 huevos ( separadas claras de yemas)
  • 80 grs de harina
  • Colorante rosa
  • Colorante lila
  • Colorante negro

Precalentamos el horno a 170ºC.
En un bol mezclamos la leche, el azúcar y el aceite, hasta que los granitos de azúcar hayan desaparecido. Luego añadimos la harina y por último las yemas de los huevos. Batimos bien.

Montamos las claras que teníamos separadas, hasta que se nos formen unos picos suaves. Las añadimos  poco a poco  a la otra mezcla con un movimiento envolvente para que la masa no baje.





Una vez tenemos la masa lista, teñimos unas partes con los colores elegidos. Para este dibujo he hecho, 1 cucharada de masa de negro, 1 y media de rosa claro , 1 de rosa fucsia, y 1 y media de lila.
Pero primero empezamos con la pupila del ojo. Se empieza por aquí, la capa que va más abajo es la primera que se hornea. Así que, hacemos en una manga pastelera pequeña, o bolsita transparente un pequeño orificio e introducimos un poco de masa sin teñir y colocamos los ojos. Lo ponemos en el horno tan sólo 1 minuto y sacamos. Eso se hace para que el color se fije y no se desparrame con los otros.





A continuación seguimos con el color negro. Con ese color haremos los ojos y la nariz, así que podemos hacerlo a la vez. Ponemos en el horno 1 minuto más.





Lo siguiente que tenemos que hacer es la cabeza de los conejos y también haremos los corazones. Dejamos cocer un poco más ya que hay más masa, unos 2 minutos aprox.




Ahora los dibujos ya están listos, sólo tenemos que acabar la placa de bizcocho.  Echamos el resto de la masa que no hemos teñido y la extendemos bien para nivelarla. Cocemos durante unos 15 minutos.

Ahora viene la historia. Una vez hemos sacado el bizcocho del horno, le damos la vuelta sobre otro papel de hornear y con cuidado le quitamos el que tiene encima, el de los dibujos.




Con cuidado, volvemos a dar la vuelta al bizcocho de modo que los dibujos queden mirando boca abajo. Veréis en la foto que hay un trapo, es un trapo húmedo que nos ayudará a que la masa tenga elasticidad a la hora enrollarlo.  Con la ayuda del papel, vamos enrollando el bizcocho y sobre este, enrollamos el paño húmedo. Dejamos que se enfríe por completo. Este paso es ¡¡¡SUPER!!! importante, ya que nos evita que se nos raje todo a la hora de montar.

Mientras que el bizcocho se enfría, podemos hacer la crema. Los brazos de gitano admiten un montón de rellenos, que si crema pastelera, ganache, merengue, buttercream, etc. En este caso para que no fuera un pastel muy denso me he decantado por una simple nata montada con sabor a mora, muy fácil y rápido de hacer.

Necesitamos:
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 grs de azúcar
  • 1 cucharada de concentrado de mora.
Montamos la nata, y a medio proceso vamos echando el azúcar en forma de lluvia para que se disuelva bien y no queden los molestos granitos. Cuando veamos que la nata está montando, casi al final, añadimos la cucharada de concentrado de mora.

Desenrollamos el bizcocho ya frio, y extendemos una capa de nata uniformemente por todo la superficie. Volvemos a enrollarlo con mucho cuidado, ayudándonos del paño húmedo.



Esta es mi propuesta para Pascua de este año, espero que os haya gustado la idea.  En el mercado existen plantillas ya diseñadas pero creo que es más original hacerlas uno mismo, no es necesario que usemos el ordenador, también podemos hacerlos a mano alzada o una fotocopia o calcar cualquier dibujo de algún libro.





16 dic. 2013

Festivalet 2013

festivalet


Los días 14 y 15 de diciembre se ha celebrado la tercera edición de Festivalet  en Barcelona, una feria independiente de productos hechos a mano. Pero no es una feria como otra cualquiera de productos artesanos, son productos con un sello de calidad, identidad y llenos de creatividad.
Podemos encontrar paradas de joyería, de cerámica, de ropa, estampación; materiales para hacer punto, scrackbooking, crochet, etc; una parte de paradas de delicatessen y publicaciones varias.

Estas son las ferias que realmente merecen la pena, por que encontramos productos muy variados, súper diferentes, originales, y bueno los precios no son baratos, pero hay que tener en cuenta que hand-made, y debería ser más reconocido, pues pagas algo único y no cosas seriadas que todo el mundo suele tener.

Nuestro punto de partida empieza por las paradas de publicaciones. Allí, nos paramos en Sugartremens magazine, y nos hicimos con el último número de la revista. Me encanta esta revista por las ilustraciones , por las recetas tan originales y por las entrevistas a gurus de la repostería.




En  The Crafty Days encontramos la guía imprescindible para los amantes de D.I.Y, en tamaño de bolsillo ideal para llevar en el bolso.






Seguimos por una serie de paraditas donde nos encontramos de todo desde frutos secos, repostería, mermeladas, cerveza casera, vermuts, etc.


Tardors de Vilaplana, trabajan productos de la tierra de manera artesanal y son famosos por las avellanas del Baix Camp.






Este es el puesto de Al por petit hi ha... donde tenían chutneys, mermeladas, y gelees, todo artesanal  hecho en la Conca de Barberà.





Esta es la parada de Mama Pot, con dulces de influencia oriental.




 Me gustó mucho la filosofía de Bon Aprofit que promueve la alimentación saludable y la educación nutricional a través de la elaboración de una vajilla comestible de temporada hecha a partir de fruta y verdura.





 En Söt Cakes, podíamos encontrar todo tipo de repostería como galletas, macarrons, cupcakes, gominolas, pan... Todo con una  pinta deliciosa.




Había varios puestos de cafetería, donde se podía tomar algo tranquilamente en mesas tipo picnic.


Esto es la cafetería Cometa, que pertenece al café-galería Cosmo en la calle Enric Granados. Una cafetería a la que suelo acudir de vez en cuando para tomar su delicioso carrot cake, zumos o sandwiches, en un entorno muy joven y cool , donde se respira arte.


Selfpackaging no faltó a esta cita tampoco. Los pudimos ver en el Bcn&Cake, y esta vez nos traían a Festivalet unos packs muy monos para decorar nuestros regalos navideños.







En el area de productos, se encuentra Santolina, marca creada por Carolina y Carmen donde se mezcla la ilustración con el téxtil, todo hecho 100% a mano. He de decir que Carmen es familia mía y vino sólo de Granada para este evento y ha quedado muy contenta.







Una de las cosas que más me gustó en esta feria, fueron las paradas de joyería, por que no son las típicas piezas que vemos en toooodas partes. Son piezas frescas, nuevas, divertidas y muy originales.


Esta es la marca Papiroga, pasé por la parada y no podía quitar el ojo a esos maravillosos collares-cuellos llenos de color, tejidos y piezas de metal.

No tengo foto de Après ski,  muy mal por mi parte, por que tenían unas piezas bellísimas de joyería. Os he dejado el enlace para las podáis ver y  no os las perdáis por que merece la pena . Yo me llevé un collar precioso, fue mi chuchería del día.



Me llamó la atención una parada que vi, Don Fisher . Hacen bolsas pequeñas con formas de pescado y las presentaban en cajas como si fuera  una pescadería o mercado de abastos. Super original, ¿verdad?





También se vendían cerámicas, platos y tazas ilustradas. En la malcontenta  tenían unas tazas preciosas inspiradas en la naturaleza y unos platos y tazas con ilustraciones súper divertidas y bonitas.





Y como yo tengo un espíritu en mi interior Kawaii, no puede irme sin hacer una fotito a Kawaii Factory. Me encantó la parada tan naïf, llena de donuts y cupcakes que esta vez no se comen , si no que sirven de decoración como broches, botones, charms...





Y no voy a acabar este post, sin mostraos la tarta, kawaii, que le he hecho a mi hermana por su cumpleaños, inspirada en las muñecas de Charuca con la que tuve el honor de hacer un curso hace unos meses.
tarta kawaii





Diseñado por El Perro de Papel