Mostrando entradas con la etiqueta pequeños dulces. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pequeños dulces. Mostrar todas las entradas

10 dic. 2015

Mantecados Nevados

Mantecados nevados


Hoy abrimos la veda con las recetas navideñas para este año. Y nos iniciamos con unos mantecados nevados caseros muy tradicionales y perfectos para compartir en estas fiestas.

Con esta receta, ya no volveréis a comprar mantecados industriales, os lo garantizo.

Ingredientes:


  • 200 grs de manteca de cerdo
  • 450 grs de harina
  • 125ml de vino blanco seco o de Jerez
  • 50 grs de azúcar
  • 1 cdta de canela
  • media cdta de jengibre en polvo
  • 1/4 cdta de clavo en polvo
  • Azúcar glacé
Poner la manteca en un cuenco y dejarla a temperatura ambiente hasta que se ablande. Añadimos la harina , el azúcar, y las especies  y mezclar bien. Verter el vino y seguir moviendo hasta obtener una masa homogénea. Hacemos una bola con ella, la tapamos con papel film y la metemos en la nevera entre 3 o 4 horas.

Precalentamos el horno a 180ºC. Espolvorear la mesa de trabajo con una poco de harina. Retiramos la masa del frigorífico, y colocarla encima de la encimera para poder estirarla con el rodillo, también enharinado. Debemos tener una plancha de un grosor de 1 cm y medio.

Cortarla en discos con un cortapastas redondo y colocarlos en una bandeja forrada de papel de hornear. Hornear los nevaditos de 20 a 25 minutos, hasta que la superficie empiece a dorarse. Sacarlos del horno y dejar que se templen. Espolvorear con abundante azúcar glacé.




Si queremos regalar nuestros mantecados, podemos meterlos en una cajita mona, o podemos envolverlos con papel para polvorones, quedarán super profesionales.






30 nov. 2015

Trufas de mantequilla de cacahuete

trufas de mantequilla de cacahuete


Hace meses que no participaba en el " Reto Cocinillas". Para el que aún no lo sepa, el "Reto Cocinillas" consiste en hacer una receta de Lorraine Pascale propuesta cada mes,por el grupo de Facebook. Soy más de hacer las dulces, además, he estado muy atareada los últimos meses, y a mi pesar no he podido participar en ninguno.

La receta más votada de este mes, fueron unas trufas de mantequilla de cacahuete. Al ser una receta sencilla, pensé que no me quitaría mucho tiempo de mis quehaceres, y la verdad es que muy rápida y fácil de hacer,  deliciosa, y perfecta para regalar en Navidad.

Aquí tenéis las recetas del resto de los participantes:




Ingredientes para unas 15 trufas:

  • 120 ml de nata para montar
  • 200 grs de chocolate con leche
  • 200 grs de chocolate negro de cobertura
  • un dado de mantequilla
  • 5-6 cdas de mantequilla de cacahuete con trocitos.

En la receta original las trufas están bañadas con chocolate con leche, pero a mi me pirra el chocolate negro, así que hice ese pequeño cambio.

Ponemos la nata en una olla y calentamos hasta que casi hierva. Apagamos el fuego y añadimos el chocolate con leche y la mantequilla. Retiramos el cazo del fuego y dejamos reposar 6-8 minutos sin remover. Después removemos hasta que quede una mezcla homogénea y brillante.

Verter la mezcla en un bol e incorporar con cuidado la mantequilla de cacahuete. Dejar enfriar un poco y meter en la nevera toda la noche o mínimo unas horas.

Cuando la mezcla se endurezca, sacamos el bol de la nevera y con la ayuda de una cuchara o sacabolas hacemos unas bolas de la cantidad de 1 cda. Las colocamos sobre una bandeja con papel de horno y hacemos lo mismo con el resto de la mezcla. Cuando acabemos con todas, ponemos la bandeja en la nevera mientras calentamos el chocolate.

Tenemos dos formas de calentar el chocolate. La más sencilla es al microondas, colocando los 200 grs en un bol y con el programa de descongelación lo ponemos en periodos de 1 minuto y vamos removiendo hasta que quede líquido del todo, pero no muy caliente.

Otra forma, es derretirlo al baño María. Usamos un cazo con un poco de agua y colocamos otro cazo más pequeño encima con el chocolate. Colocamos al fuego hasta que el chocolate se derrita.

Sacamos las bolas de la nevera y con la ayuda de de un tenedor, las sumergimos en el chocolate y luego al sacarlas las dejamos escurrir un poco en el chocolate. Ponemos las trufas en la bandeja del horno forrada.

Podemos utilizar el chocolate que nos ha sobrado para decorar las trufas. Volvemos a derretir un poco el chocolate y con una manga pastelera hacemos rayitas transversales, que le darán un toque de pastelería.






Vais a morir de gusto en cuanto mordáis estas trufas, son un éxito asegurado.


28 oct. 2015

Profiteroles Craquelin rellenos de crema pastelera

profiteroles craquelin rellenos de crema pastelera


Acabo de finalizar el Taller de Pastelería on-line, impartido por Luis Olmedo a través de" la Tallerería."

Podéis ver aquí (curso de galletas decoradas) y aquí  (curso de macarons) los otros cursos que he realizado.

Es el tercer curso que hago con la Tallerería, y siempre salgo encantada, el problema que he tenido con este, ha sido mi falta de tiempo, y que para mi opinión ha sido muy laborioso, pues dentro del programa entra, la masa hojaldrada fermentada, la masa hojaldrada, la pasta choux, y la masa brioche con todos sus ejercicios correspondientes, además de rellenos. Suerte, que Luis Olmedo ha contestado siempre puntual a todas mis preguntas, y ha corregido lo poco que he podido hacer, y bueno, siempre me quedan los apuntes para seguir practicando.

Como he dicho, me he dejado muchas cosas por el camino, de hecho los profiteroles que hoy os muestro son parte de una tarta Saint- Honoré, que no pude hacer.

Para hacer estos profiteroles, tenemos que hacer una pasta choux de base y un craquelin de mantequilla, azúcar moreno y harina. Gracias a este curso he aprendido como hacer una pasta choux perfecta, no como la que me salía antes.

También os enseñaré otra receta de crema pastelera, muy sencilla y muy rica, para poder rellenar estos profiteroles, que os aseguro, volarán de vuestra mesa.

Primero, vamos a hacer la receta de crema pastelera, para que vaya enfriando una vez tengamos los profiteroles, y así poder rellenarlos mejor.


Ingredientes crema pastelera:

  • 500 ml de leche entera
  • 100 grs de azúcar
  • 60 grs de maizena
  • 1 cdta de esencia de vainilla o vaina de vainilla.
  • 5 yemas de huevo grande
  • 20 grs de mantequilla pomada
Colocar en un bol, las yemas, el harina de maíz, el azúcar,  y unos 50 ml de leche y batimos.

En un cazo, calentamos el resto de leche con la vainilla. Cuando esté a punto de hervir, echamos sobre la crema de yemas, poco a poco y mezclamos bien. Volvemos a poner todo en el cazo, sin parar de batir hasta que la crema espese.Por último le añadimos la mantequilla una vez sacado del fuego. Sacamos y dejamos en otro recipiente para que vaya enfriando, con un film transparente por encima para que no se forme una película en la crema.

Luego vamos a por el craquelin.

Ingredientes para el craquelin:

  • 30 grs de mantequilla pomada
  • 40 grs de azúcar moreno
  • 50 grs de harina de repostería
  • cortadores circulares de 3 cm

Colocamos en un robot procesador el azúcar moreno y la mantequilla. Procesamos hasta que esté todo mezclado. Añadimos la harina y procesamos un minuto más.

Colocamos sobre la encimera y mezclamos con las manos para que quede una masa uniforme. Extendemos la masa entre dos papeles de horno hasta que quede 2mm de grosor. Reservamos en frío hasta que tengamos hecha nuestra pasta choux.

Ingredientes pasta choux:

  • 125 grs de agua
  • 55 grs de mantequilla pomada
  • 70 grs de harina de repostería
  • 1gr de sal
  • 10 grs azúcar blanca
  • 125 grs  de huevo batido


Precalentamos el horno a 200ºC.

Colocamos en una olla, el agua con la sal, el azúcar y la mantequilla y a fuego medio/alto llevamos a ebullición.

En el momento que empiece a hervir, echamos toda la harina de golpe y empezamos a ligar con fuerza con una cuchara de madera o espátula hasta que se haga una bola. En este momento, bajamos el fuego al mínimo y vamos apretando la masa para romper granitos de harina que hayan quedado. Estaremos más o menos 1 minuto, debe quedar suelta y que al meter el dedo este salga seco.

Una vez lista, la colocamos en un bol y esperamos que se enfríe unos minutos. Agregamos un tercio del huevo batido y batimos con mucha energía hasta que la masa se ligue por completo. Esto lo hacemos 3 veces. Nuestra masa estará lista cuando al pasar la espátula por la mitad quede un camino y no se cierra, si se cierra es que está muy líquida (nos hemos pasado echando huevo).

Preparamos una bandeja con papel de horno y una manga pastelera con una boquilla redonda grande (yo he usado 1A de Wilton).

Vamos a formar los profiteroles. Con la manga puesta a 90º en vertical, vamos echando masa como si de un "macaron" se tratara. Si nos quedan picos con el dedo un poco humedecido podemos aplastarlos.

Volvemos a recuperar el craquelin y con el cortapastas redondo colocamos un circulo encima de cada profiterol, sólo los ponemos encima sin apretar.



Horneamos a 200ºC  5 minutos y 30-35 minutos más a 180ºC. Una vez se hayan horneado los dejamos con el horno apagado y la puerta abierta 5 minutos.

Los profiteroles deben sonar huecos y no deben estar húmedos por dentro, así sabremos que se han hecho bien.




Una vez ya hayan enfriado del todo, podemos rellenarlos con la crema pastelera, que teníamos reservada. Hacemos un agujero en el profiterol y con la ayuda de una manga los rellenamos. 

Podemos congelar los profiteroles sin rellenar para así, poder utilizarlos otro día, o si tenemos prisa, podemos hacerlo en  partes, y luego sólo nos haría falta un relleno.








18 oct. 2015

Black Candy Apples

Black candy apples


Nuestra propuesta para Halloween de este año, vuelve a ser un dulce. Pero esta vez es un dulce más típico y más sano. Son unas manzanas rojas cubiertas con un caramelo negro, decoradas con unas cañitas de papel que nos parecen perfectas para cualquier fiesta de Halloween.

Esta receta la he sacado de la revista de " Martha Stewart Living" de octubre del 2012, donde hay un gran repertorio de recetas de otoño y un especial Halloween.

Ingredientes 8 manzanas:

  • 2 tazas de azúcar
  • 3/4 taza de agua
  • 1/2 taza de sirope de maíz Karo
  • 1 cdta de colorante negro
  • 8 manzanas rojas.

También necesitaremos:

  • Palos de madera
  • cañitas de papel rojas o negras.
  • Termómetro

En una bandeja colocamos papel de horno y por encima de este papel rociamos con spray antiadherente o mantequilla.

Les quitamos los rabitos a las manzanas para luego poder insertar los palos de madera.




Insertamos nuestros palos de madera, son como los de brochetas pero un pelín más gordos.



Luego metemos una cañita y con un lápiz, medimos hasta donde llega en el palo de madera, para luego cortar un pelín más abajo y no se vea.



Mezclar el azúcar, el agua, el sirope de maíz y el colorante negro en una olla . Llevar a ebullición, y luego reducir el fue a medio-alto. Hervir hasta que alcance los 150ºC-º160C, podemos saberlo con un termómetro de azúcar,  tardará unos 15 minutos.

Cuando el sirope alcance la temperatura deseada, sacar del fuego. Trabajaremos rápido volcando  la olla de medio lado y metiendo las manzanas una a una dándole vueltas, para que se cubran bien por todos los lados. Las dejamos en el papel de horno.

Se pueden hacer 4 horas antes y mantener a temperatura ambiente hasta que se sirvan.






21 ago. 2015

Flan de chocolate blanco y especies

flan de chocolate blanco y especias

Los flanes son uno de los dulces clásicos de nuestra repostería. Es un postre que entra muy bien en el veranillo, por que aunque se cuecen en el horno los comemos fresquitos de la nevera.

El flan es postre muy diverso, podemos jugar con él con un montón de ingredientes y transformarlo de mil maneras con mil sabores y diferentes ingredientes.

Mi flan más famoso es el flan de turrón que hago casi cada Navidad, pero lo hago de una manera más sencilla utilizando flan de sobre. Así que esta es la primera vez que hago un flan de la manera tradicional.

La receta que os voy a presentar la he adaptado del nº 11 de la revista Postres Lecturas. Me llamó mucho la atención esta receta por la utilización de las especies, me chiflan las especies en cualquier receta, así que no me pude resistir hacerla.

Ingredientes para 4 personas:

  • 50 g de azúcar
  • 400 ml de leche
  • 3 huevos
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 anises estrellados
  • mezcla de pimientas
  • 1 rama de canela
  • 180 gr de chocolate blanco
  • unas galletitas de coco, almendras, jengibre...
Ponemos en un cazo el azúcar, añadimos unas gotas de agua y cocemos a fuego suave hasta obtener un caramelo rubio. Lo distribuimos en cuatro flaneras, en las bases y repartirlo por la paredes.


En un cazo ponemos la leche, el anis, la vainilla abierta con la semillas y la vaina, la mezcla de las pimientas y la rama de canela. Dejamos infusionar un poco hasta que la leche tenga ese sabor de especies. Apartamos del fuego y colamos la leche. Volvemos a poner la leche en el fuego hasta que rompa a hervir. Retiramos, añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que se funda.

En otro bol cascamos y batimos los huevos, echamos poco a poco la leche infusionada y batimos con los huevos, hasta obtener una crema,

Repartir la crema en las flaneras y cocer 25-30 minutos al baño María ( ponemos agua caliente en una fuente grande y dentro de ella los moldes), con el horno precalentado a 170 ºC. Retirar y dejar enfriar. Desmoldar los flanes en platos de molde y servirlos acompañados de galletitas. Yo he escogido las de jengibre que le dan un delicioso contraste.




8 jun. 2015

Galletas de té marroquí

galletas de té marroquí


Lunes 8 de junio, hoy es el cumpleaños de mi padre, y sólo falta un día para el mío. Si, fue una casualidad, pero son de esas afortunadas casualidades, que hacen que podamos celebrar los cumpleaños juntos, y hacer cosas juntos. Mañana mismo, nos hemos apuntando los dos a un curso de patés y quesos, prometo post con la experiencia en el curso.

Y dejando atrás tanta charleta, ya se me olvidaba, ¡felicidades padre!!

Mi padre no es mucho de dulces, pero le encantan los tés, sobretodo el té con menta marroquí, así que estas galletas se las dedico a él. El té que he usado es una mezcla de té verde, con menta, canela y regaliz y viene en bolsitas. Si queréis usar otro té a granel, yo lo trituraría más para que no nos sean desagradable las hojas grandes.

Ingredientes para unas 25 galletas

  • 225 grs de mantequilla
  • 140 grs de azúcar moreno
  • 3 o 4 bolsitas de té marroquí con menta o 1 cda de té al granel
  • 1 yema de huevo
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 300 grs de harina
  • una pizca sal
  • sesamo
Ponemos la mantequilla y el azúcar en un bol y lo batimos bien. Si utilizamos un té en bolsitas, las abrimos y vaciamos su contenido. Añadimos el té a la pasta de mantequilla y, a continuación, agregamos la yema de huevo batida, y el extracto de vainilla.

Tamizamos el harina con la sal en un bol, y seguimos batiendo hasta que esté todo bien incorporado.

Formamos un rollo con la masa. En un plato, o en la encimera, echamos un puñado de sesamo y rebozamos el rollo por todos los lados. Envolvemos el rollo en papel film y lo dejamos en la nevera durante 2 horas por lo menos.

Precalentamos el horno a 190ºC y forramos un par de bandejas con papel de hornear.

Desenvolvemos la masa y la cortamos en rodajas de 1cm de grosor con un cuchillo. A continuación, las colocamos en las bandejas dejando un poco de espacio entre ellas.



Horneamos las galletas durante 13-15 minutos, hasta que queden doradas. Una vez fuera del horno, las dejamos de 5 a 10 minutos en las bandejas para que se enfríen y, con la ayuda de una espátula, las colocamos en una rejilla para que se enfríen del todo.





2 jun. 2015

Taller de macarons al milímetro

macarons con buttercream de mandarina


Llevaba tiempo detrás de este taller. Sólo me habían salido los macarons una vez en mi vida, y eso que había hecho un curso presencial, pero nada, que no había manera, los muy puñeteros se me resistían.

El curso lo hice en el mismo lugar que hice las " galletas de San Valentín", la Tallerería. Esta vez el curso viene de la mano de Belén, de "Cupcakes a gogó". Viendo el resultado que daban sus talleres, muy torpe tienes que ser para que no te salgan, y sinceramente, ese era mi miedo.

Han sido cuatro semanas, divididas en tres partes:
  • macarons a gogó: realizamos la receta básica, e hicimos muchos ensayos para que nos salieran perfectos.
  • recetas al milímetro:  probamos con otras proporciones y recetas de distintos sabores. En esta semana apredemos el secado exprés en el horno ( eso lo tengo pendiente).
  • decorando: la semana que decoramos los macarons y hacemos nuestro proyecto final.
La última semana es de ayuda. Nos propone nuevos ejercicios por si nos atrevemos con diferentes tamaños, o  si queremos decorar tartas , cupcakes, o para las más atrevidas, montar conos y bolas de styrofoam forradas de macarons, como los de la tienda de Ladurée.




En la primera semana, hice 3 veces macarons. Cada hornada me salió diferente, y todos los ejercicios  que hacía, los enviaba a Belén para que me los fuera corrigiendo.

Estos son los primeros que hice. Utilicé la mitad de la receta básica y usé claras envejecidas de 2 días. Mi macaronage (momento en que se añade el azúcar y la almendra molida a nuestro merengue firme) fue más líquido, y las "coquillés" se me desparramaron un pelín en la bandeja.  Usé papel de horno en la superficie de la bandeja. Dejé secar 1 hora, y metí al horno 150º C durante unos 14 minutos, aún así, se me quedaron un poco crudos, la culpa la tenía el macaronage que era muy líquido.





Vemos que la coquille es lisa, por que el macaronage estaba al punto de cinta (esto es peligroso, mejor no excedernos al hacer el macaronage). Los colores me quedaron intactos, pero las coquillés se me pegaron un pelín al papel. Los dejé reposar en la nevera 1 día ( les ayuda mucho a mejorar), y los rellené con un lemon curd que había hecho.


En el segundo ejercicio, dejé un macaronage más tosco, a punto de lava. Belén me dijo que mejor utilizar estos puntos al principio y luego con la práctica vayamos haciendo el de cinta.


Punto del merengue, como si fuera espuma de afeitar.


macaronage punto de lava


Los dejé el mismo tiempo de horneado, pero como el macaronage quedó en punto de lava se secan antes. De echo, cuando dejamos secar al aire libre en 30 minutos los tenemos listo, y eso se sabe por que al tocarlos con el dedo no nos manchamos.




Aunque han reposado en la nevera, están secos por dentro (me excedí de tiempo en el horno). Estos los rellené con buttercream de mandarina.


El tercer ejercicio de la primera semana, se me tostó un pelín. Los colores claros son mucho más sufridos, y hay que vigilar que el horno no esté muy fuerte, por eso recomiendo comprar un termómetro para colocar dentro del horno y así sabremos la temperatura real con la que horneamos.

Me pase con el tiempo un par de minutos, y esto es lo que pasa. Han cogido un color feo.



Estos los rellené con la misma buttercream de mandarina y un poco de naranja escarchada. Podemos usar varios ingredientes en un mismo macaron.


La segunda semana, di unos pasos hacia atrás. Resulta que Belén nos propuso otras recetas, y nos dio la receta básica que ella usa. Es una receta más húmeda, por lo cual nos recomienda el secado exprés, que se hace  con el horno al mínimo, unos 35ºC, y dejamos secar hasta que la concha esté seca del todo. Este ejercicio lo suspendí varias veces, se ve que mis coquillés aún estaban húmedas y reventaron.



Pretendía hacer la receta de macarons de café, pero nada, al final Belén me dijo que si me iba bien la receta anterior que la usara para hacer los de café. Así lo hice, y me quedaron genial, pero esta parte la tengo pendiente aún.



Estos los he espolvoreado con café y los he rellenado con un swiss meringue buttercream de moka. ¡Quedaron deliciosos!.


La tercera semana fue nuestra oportunidad para lucirnos. Teníamos que decorar nuestros macarons con alguna técnica que nos enseñaba. Podíamos pintarlos, decorarlos con fondant, con glasa, podíamos hacer formas, o lo que nuestra imaginación nos diera.

Yo hice dos proyectos, de los que me siento super orgullosa. Fíjate tu, llegué sin saber hacer un macaron en condiciones y acabé haciendo estas maravillas.

El primero, fusioné la moda y la repostería. Escogí un print de los años 50 para inspirarme en el proyecto.





En esta semana ya empecé a utilizar el teflón como base, y estoy muy contenta con el resultado. Los pies salen muchísimo más bonitos.

Y mi otro proyecto, del que me enamoré perdidamente, son mis "mac cangrejos". Rellenos de buttercream de frambuesa, los ojos son de glasa y perlitas negras, y las patas son de fondant.

 Falling in love total!

MACARONS CANGREJOS





En la semana de ayuda di, como dice Ricky Martin, un pasito pa´tras Maria. Pues yo, ya tan valiente, pretendí hacer unos macarons XXL, pero se me tostaron demasiado.



Si es que el mundo macaron es un mundo muy difícil. Te pueden salir veinte veces bien, y luego veinte mal. Estos también los tengo pendientes. Prometo publicar una entrada en cuanto me salgan, con la receta incluida.

Y para finalizar os dejo el enlace por si queréis hacer el curso, en junio vuelven a salir más plazas. ¡Yo no me lo pensaría dos veces!



Diseñado por El Perro de Papel